Ica

Ciudad de desiertos, playas y oasis, Ica vio volverse bebida el orgullo peruano. Y es que el pisco es un emblema que, aunque no esté en el escudo nacional, representa el estado líquido de la peruanidad. En su mágico desierto, en el que se pueden encontrar extraordinarias dunas, el sandboard es una actividad inolvidable. Asimismo, Ica encierra lugares tan sorprendentes como Huacachina, encantador oasis que impacta por su belleza natural, única en el mundo. Este hermoso lugar cautiva a los turistas por sus vastos viñedos, y es famoso por sus bodegas vitivinícolas, donde se fabrican los mejores vinos y piscos del Perú. Además, es el escenario de las enigmáticas líneas y geoglifos de Nasca y Palpa, un misterio que sigue intrigando a sus visitantes. Los amantes de los escenarios naturales y de actividades de aventura no pueden dejar de navegar entre las islas Ballestas, para apreciar una impresionante diversidad de fauna marina, en la que destacan lobos marinos, aves y hasta pingüinos.